martes, 13 de marzo de 2012

Captación




Mi dulce perdición
         si supieras
cuánto aroma de ti traslado
en la rugosidad de mis labios
               envenenándome
en la nostalgia de tu útero seguro
al que me convocas
con una mirada hipnótica
                            tejida de serenidad.



(Foto. Antoine d'Agata)

18 comentarios:

Amanecer Nocturno dijo...

Da mucha seguridad esa cueva. Quiero un viaje pagado a ella cuanto antes.

Un abrazo.

quelle dijo...

Cuánta intensidad y pasión concentrada en pocos versos… Y sólo con las palabras precisas para transmitirla.
Me encanta, simplemente eso.

loba dijo...

Amanecer, solo se vive una vez, decía la canción. Pero los símbolos, incluso la palabra, la poesía, sirven para re-vivir.

Gracias mil.

loba dijo...

Vaya, Quelle. Se agradece ese criterio y esa sensación que expresas.

Elcaligrafista dijo...

El utero sabe mas del tiempo que el tiempo mismo.....

mi beso

Carmen Troncoso dijo...

Intenso y efimero como la vida misma, un abrazo de Chile,

Fernando Sancho dijo...

Me llevo tus palabras para masticarlas serenamente en mi atalaya.

loba dijo...

Cligrafista, ni lo dudes. El útero nos persigue (para hacernos un hueco) toda la vida. Mejor dicho, es una persecución mutua.

loba dijo...

Carmen, la intensidad de lo efímero es lo que nos dota de un cierto grado de eternidad. Si no, para qué vivir. Un abrazo.

loba dijo...

Gracias, Fernando por tu acogida. Degusta lo que quieras entre estas letras.

Por cierto, si eres el fotógrafo de la página web de internet de tu nombre decirte que son magníficas tus fotos.

Fernando Sancho dijo...

Gracias pero no soy el creador de esas fotografías aunque me llame igual. Mi mundo es más profundo, se encuentra en el "mantillo musical" que pisan los lobos de tu manada. Y aunque he abandonado mi blog para emigrar a mi bosque de abedules, te paso la dirección: odiscursodobosque.blogspot.com, está escrito en gallego, pero tiene un traductor.

stella dijo...

Intenso y atrapador, me ha gustado leerte
Un abrazo
Stella

loba dijo...

Ah, disculpa, Fernando. Me paso por el bosque de abedules, pues.

Saludos.

loba dijo...

Tu comentario gratifica, Stella. Por aquí sigue deambulando la loba.
Abrazo.

Pablo Fernando dijo...

Que hermoso texto , saludos .

loba dijo...

Me satisface que te guste. Aunque uno escribe para sí mismo, para expresar lo que lleva dentro, se refuerza si otros compartís esa sensibilidad.

Muchas gracias, Pablo Fernando.

Igor dijo...

Caramba, hipnótica y serenidad se parecen a sal y azúcar. Me ha gustado.
El blog fabuloso, diseño y, sobre todo, contenidos propios, uno a uno, golpe a golpe.

loba dijo...

Gracias, Igor, aunque parezca que el blog ya queda algo lejos.