martes, 6 de diciembre de 2011

Posición



Al erguirte me yergues
y una danza de los dedos
y la música de mi boca interpretando
susurros
y el corte cenital de tus dientes
sobre mis pezones emergentes
y el rozamiento que intercambia calidez  
hasta nadar en su humedad
cada impulso 
hace que nos desplomemos
no como muertos repentinos
sino como orugas fabricando el tejido
de los días
en su tierna viscosidad.



(Foto. Ignacio del Río)


16 comentarios:

El Joven llamado Cuervo dijo...

Fabricando el tejido con babas de goce.

Alyebard dijo...

Loba, describes como nadie la pasión.

Pablo Fernando dijo...

Que delicia de poema , me encantó.

Elcaligrafista dijo...

la poesía del deseo....tu poesia casi perfecta

mi beso

Marisa dijo...

Crisálida de versos esperando la posición correcta para que emerjan esas alas de mariposa... Seda cálida buscando la salida.

Me ha gustado mucho.
Gracias por tu paso por mi blog. Me hago un hueco en el tuyo.

Saludos.

loba dijo...

JOven Cuervo: hilando siempre, tirando del hilo de la vida.

loba dijo...

Alyebard, hay tantos que describen la pasión que nos hacen sentir...lo mío es dejarme arratsrar por voces interiores.

loba dijo...

Pablo Fernando, estimula escuchar que participas de la expresión.

loba dijo...

Caligrafista, y el desgarro del deseo más bien (nada es perfecto y menos en el mundo del instinto, pero no importa)

loba dijo...

Qué poeta tú, Marisa. Buscando construirme con el hilo de esa seda.

Lapislazuli dijo...

Hermosamente sensual. Un abrazo

loba dijo...

La sensualidad es expresión. También generación, también vida, también Ser.

Agradecido por tu paso, Lapislázuli.

Pat.mm dijo...

Fantástico!

loba dijo...

Pat, gracias por disfrutarlo leyéndolo como yo al escribirlo.

Carmen Troncoso dijo...

Bello y placentero!!

loba dijo...

Me congratula que lo veas así, Carmen, es eso. O lo pretendo.