viernes, 8 de julio de 2011

Aliento




Vano humo,
disolución en el interior de las fronteras
de mi cuerpo,
caída en lo anodino
mientras mis sesos se descomponen
como baile de peonza.
No me puedo apagar
pues hasta tu silencio
es mi aliento.


(Foto. Ralph Gibson)


2 comentarios:

Curiyú dijo...

Hasta tu silencio, hasta tu indiferencia, hasta tu desprecio.

loba dijo...

Puestos a poner oposición, te lanzas, Curiyú. Está bien.