sábado, 4 de junio de 2011

Puerta




Tras pulsar tu mirada
se abrió una puerta de par en par.
Amable estancia
donde el silencio nos comunica
cálidamente.



(Foto. Ralph Gibson)

4 comentarios:

desnudamentehumana dijo...

amable estancia.
dan ganas de quedarse en este poema.
un beso

emmagunst dijo...

solo falta quien pulse...también yo quiero comunicarme cálidamente.
Beso

loba dijo...

Desnudahumana. Gracias por percibirlo así. Un abrazo.

loba dijo...

EmmaG. Las vidas son estancias; las miradas, la percepción; los cuerpos, ay los cuerpos...Gracias, un abrazo.