martes, 29 de marzo de 2011

Pulso con las palabras




Te adentras ávido en el laberinto
tras ellas
ignorante de que se saben todos los juegos

antes de que trataras de alcanzarlas
ya habían enredado con su espiral
tu ingenua voluntad

ahora son ellas quienes deciden
las que pulsan tu resistencia
las que te someten

y te dejan inerme




(Foto. W.E.Smith)


13 comentarios:

Raticulina dijo...

¿Quiénes son ellas?

loba dijo...

Bienvenida, Raticulina.

Tu pregunta me hace pensar que el texto es un tanto oscuro, y lo siento.

No es fácil moverse en el laberinto de las palabras. Pero gracias por tu directa.

Almudena Vega dijo...

Lo mejor es cambiar de lenguaje

Mariette dijo...

Benditas PALABRAS.

loba dijo...

¿En qué sentido, Almudena? ¿Formalmente? ¿O dando paso al lenguaje gestual?

Gracias.

loba dijo...

Mariette. Benditas unas veces y malditas otras. No podría uno ser tan maniqueo como aquellos que cuando hablan del Dios solo lo pronuncian como bendición de lo que consideran e imaginan "sus actos" supuestamente buenos, y cuando se producen actos malos ya no son "sus actos" y no lo maldicen.

El escribiente de poemas, el labrador de palabras o simplemente el que las usa para ver, sentir y descubrir, tiene que ser tajante, ergo consecuente: las palabras pueden ser benditas o su antónimo. Depende de circunstancias. Y como tales tienen que usarse para bendecir o maldecir.

Me gusta vuestros matices porque me hacen descender a lo mordaz y polémico. Si no, ¿qué sería de los que exploramos? Gracias por comprender.

loba dijo...

Coda. De todos modos, es una satisfacción, un placer y en ocasiones tiene algo de éxtasis utilizar las palabras.

Raticulina dijo...

Veo que has ampliado el título. Ahora ya se entiende...

Un beso

loba dijo...

No quería ponerlo tan difícil, Raticulina, y no cuesta nada aventar el rescoldo para que dé más luz.

Un beso.

MBI dijo...

Esas fuerzas hay que reforzarlas...

loba dijo...

Y proyectarlas, ¿verdad? Gracias MBI.

Anónimo dijo...

(estoy leyendo, y voy entrando a tu mundo de palabras, a veces oscuro y otras tantas con luz de esperanza, solo puedo decir(te) que sos muy buena!)

loba dijo...

Reconozco esa oscuridad, pero a veces uno se reconoce en lo oscuro, a pesar de su significado. La búsqueda d ela luz es tan personal...Gracias por pasarte.