lunes, 17 de enero de 2011

Oráculo



Anhela, hombre, las cuatro estaciones
                  crece y fructifica
no temas agostarte hasta ser tus cenizas
las que quedarán
                  tras el fuego de los días

(así le habló el oráculo desde las tinieblas)