lunes, 23 de abril de 2012

La parada de las letras




Te observo hojeando en la parada de libros
                sales de una página
acariciando el filo de su borde
con la misma lasitud que paginas mis labios
                   ceremonia esmerada que se hace sentir
como una pausa firme
al columpiar mi nuca tus dedos desplegados
                               entrando en otra página
la que yo abro
la que abres conmigo
         para activar más allá de su superficie afectada
mis letras apagadas
que hablan a solas
                        en un ahogado murmullo
cuando no estás


(Foto. René Groebli)