martes, 26 de junio de 2012

Repente






Desde cada lado de la noche
tus dedos y los míos
rozan
         traviesos
nuestros sueños.

No sé quién de los dos
sumerge al otro
         en la voracidad
de la añoranza.

Despierto de pronto con la boca
húmeda
         nombrándote.




(Foto. Bill Brandt)

28 comentarios:

Darío dijo...

La boca hecha agua...

Ío dijo...

Quizás acaben los dedos en la boca, para encontrar.

Hermoso, Loba
Besos

Ío

loba dijo...

Darío, o recurso contra la sed.

Gracias.

loba dijo...

Ío, quizá. Ya veo que eres explícita y que prolongas el recorrido del poema más allá de su propia sugerencia.

Gracias a ti por el estímulo.

Darío dijo...

hermoso sitio para quedarse, y eso aré. Saludos.

Mafalda dijo...

Sugerente repente. Desde cada lado de la noche, la voracidad es posible porque todos los dedos la convocan y la humedad es inevitable.
Gratísima sorpresa encontrar este espacio, loba. Me he recorrido tus noches hacia atrás y encuentro maravillosos poemas que disfrutar, que desentrañar, que recitar en voz baja, que guardar en la memoria y guardar bajo la almohada. Gracias por acudir primero y que pudiese seguir tus pasos en el bosque desde el espacio inhóspito en el que habitas.
Me encanta tu lugar.
Un abrazo al caer la tarde.

Ío dijo...

Tú lo fuiste más que yo, los dedos que escribí querían hallar un nombre.
No niego que prolongo, me gusta no quedarme tan sólo en lo que leo; algunos poemas lo requieren, otros no.
Te regreso las gracias.

Ío

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Bello lirismo donde sueño y nostalgia se cuelgan de los versos, para poner en la metáfora la ansiedad por el otro o la otra. Me trapa la magia de su blog. Cuelgo mi hamaca acá. Carlos

loba dijo...

Darío, eres muy amable, espero que encuentrs aquí un acogimiento cómodo. Saludos.

loba dijo...

Mafalda, me dejas k.o. Estos poemas pretenden solamente ser expresiones del alma, como se diría. Es decir, de las emociones, del sentimiento, de la pasión, de la ausencia o de la presencia. Me alegra saber que otras personas también los sienten así.

Un abrazo desde el amanecer. Vuelve cuando gustes.

loba dijo...

Ío, permíteme un matiz que me sugieres. Y hablo en general. Precisamente lo bueno de la lectura es que nos permita proseguir con sugerencias, sueños, incluso un hilo, el que sea, de más al argumento leído. ¿No te ha pasado que hay libros, por ejemplo, de los que pedirías más? Yo prefiero los que me saben a poco que los que prolongan su desarrollo y no nos dejan margen a nuestras aportaciones paralelas.

Gracias por transmitir tu pensamiento y tu ensoñación.

Un abrazo.

loba dijo...

Carlos Augusto, siéntete acogido aquí. Tus palabras dan en la diana. Delegamos en la metáfora cuando físicamente no podemos ejecutar nuestras aspiraciones o deseos. Por eso existe tal vez la escritura, por eso tantos probamos, independientemente de cómo escriba cada uno. La socialización de la escritura me parece un triunfo de los tiempos modernos.

Hay sitio para tu hamaca. Gracias.

EMANUEL. dijo...

hermoso loba me has transportado a vivir esa escena, es un placer leerte

loba dijo...

Emanuel: importante en estos tiempos disfrutar de aquello -sea cual sea su nivel y calidad- que no nos haga daño.

Me alegras.

Ío dijo...

Sí, claro que los hay, pueden ser los mejores, aquellos que dan rienda suelta a la imaginación, mientras los lees, y después también.
Besos

Ío

► JOTA ENE ◄ dijo...

ººº
Mi gusta de la lobas insaciables.

Besitos !

loba dijo...

Gracias, Ío.

loba dijo...

JotaEne, gracias por pasar por mi blog.

Saludos.

genetticca dijo...

Cuando recordamos,casi siempre,nos sumergimos en la noche. Quizás porque en ella ocurren los mejores episodios del amor. Sin embargo,el día, nos distrae de los recuerdos. demasiadas cosas en que pensar.

Un abrazo

loba dijo...

No sé, Genetticca, si hay especiales horas para el amor. Si están designadas o se trazan como horas nuevas y siempre intempestivas.

Gracias.

mariola dijo...

y es el deseo una tempestad que se avecina...
un abrazo.

loba dijo...

sucede como con la palabra...o uno se sacia o perece...

gracias, Mariola, un abrazo.

mailconraul dijo...

¿Sólo con la boca húmeda?...

Con un poema así sería como tener en la cama un jacuzzi con hidromasaje.

loba dijo...

Mail, es un tema de no-límites imagainaticos. Gracias.

Anónimo dijo...

YO TAMBIEN

BESOS JOSE

loba dijo...

Me alegro te guste el espacio.

Ishtar dijo...

Los sueños traviesos, la añoranza siempre voraz.
Saludos hermana loba.

loba dijo...

Así es, saludos hermana Diosa.