jueves, 5 de mayo de 2011

El borde




Y en el borde es donde se deciden
las ganas de amar
que son las de vivir.
Allí se rasgan las tinieblas cotidianas
y emergen las presencias
como horas nuevas.
Presencia deseada, núbil presencia
que desposa mis vacíos.
En tu voz hay clamor
y en mi pecho el ruido incesante
se hace espuma
que te envuelve con su oleaje.



(Foto. Ralph Gibson)

14 comentarios:

Curiyú dijo...

Es en el borde, sin duda, donde vive el goce.

Alyebard dijo...

Sempre quan apareix un límit és quan ens sentim més vius, i també més porucs, ja que no sabem si traspassar-lo.

jinquer dijo...

En la visera de caborredondo fue ese poema puerta.
esplendoroso.

loba dijo...

Pero el borde, Curiyú, no siempre es cómodo ni estable. Gracias.

loba dijo...

Tienes rázón, Alye, de ahí que nos empecinemos en mantener el equilibrio y arriesgarnos.

Bon dia.

loba dijo...

No sabes lo que me alegro, Jinquer. Un abrazo.

Adolfo González dijo...

Te leo en ratos libres del trabajo. Me gusta bastante cómo escribes. Un saludo.

loba dijo...

Aprovecha los ratos libres del trabajo (y los que no sean tan libres, recupératelos, aprópiate de ellos...para leer y escribir) Un consejo de amigo.

Salud y letras.

Andri Alba dijo...

Me gusta tu blog, mucho.

Un saludo.

Andri

Adolfo González dijo...

Gracias por el consejo, pero en este trabajo...Ya lo intenté y no me sale. En una oficina de obra con mucha gente -jefes, empleados, operarios- entrando y saliendo es muy difícil, si no imposible, ponerse a leer y escribir, al menos para mí. Si lo vieras en directo o lo vivieras en primera persona, lo entenderías aún mejor. Para leer y escribir hace falta un entorno tranquilo. No me queda otra que apropiarme de los ratos que tengo fuera del trabajo.

Mucho ánimo para seguir con este blog.

loba dijo...

Andri, me estimula tu opinión. Vuelve cuando desees. Saludos.

loba dijo...

Lo entiendo muy bien. Conozco esa experiencia, y me resultó muy fecunda. Pero claro, está en función del margen que haya para poder escribir. Siempre hay alguno, a trozos, a ratos, sabiéndolo hacer. ¿A que libera un montón? No tienes ni idea cómo te comprendo.

Salud y ariete: a por nuestro tiempo.

desnudamentehumana dijo...

me han regalado una primavera que no deja de dar flores y dejo una dedicada a vos en mi blog. se trata de un premio, pasate así lo recoges.
beso.

desnuda-mente-humana

loba dijo...

Vaya, Desnudamentehumana, hacía tanto que no me premiaban...De niño alguna vez, y siempre premios modestitos. Con tu atención cordial me sentiré Desnudamentehumano. Muchas gracias.