domingo, 5 de febrero de 2012

Didáctica



Enséñame los primeros trazos
          soy tu párvulo
haz de mis tímidos balbuceos
escrituras
          que desplieguen relatos
sobre nuestra piel.
      


(Foto. Michael Ackerman)

18 comentarios:

Amanecer Nocturno dijo...

Ayúdame a dar el primer paso.
Bella composición :)

genetticca dijo...

Significativa caricia ordenando el caos.

bella.


Saludos
http://visceral-genetticca.blogspot.com/

Lapislazuli dijo...

Pedido en pocos palabras pero muy intenso
Abrazo

loba dijo...

Amanecer. O acaso no es el primero, pero pretende recuperarlo. Todo es re-aprendizaje. Gracias.

loba dijo...

La imagen que sugieres es atractiva, Genetticca. Al caos no le somete nadie y su supuesta ordenación es una de las múltiples posibilidades que tiene de manifestarse. Tal vez una caricia sea lo que le haga más nuestro. Abrazo.

loba dijo...

Lapislazuli. La brevedad, tal como dices, se crece en la intensidad con que se sienta. Entonces, el tiempo no cuenta.

Un abrazo.

enletrasarte(Omar) dijo...

tan breve como intenso
saludos

loba dijo...

Como una plegaria muy laica, muy biológica. Saludo, Omar.

Mercedes Ridocci dijo...

Vengo del blog "A orillas del Rhin".
He estado leyendo varias entradas tuyas y tu poética me ha gustado mucho, así que me pasaré por aquí.

Un saludo.
Mercedes.

Leni dijo...

Dame la punta del hilo... Y se creará la madeja.
El deseo es el camino hacia la piel.

Me encantó

Besos

loba dijo...

Mercedes, pues se te recibe. Siéntete a gusto.

Con cordialidad.

loba dijo...

Leni, gracias, pero ya sabes que no es fácil seguir la madeja, y menos hilar.

Buena noche.

Leticia dijo...

Bella reflexión que invita a esa otredad soñada hacerse presente y usar la piel como una hoja en blanco. Un placer llegar a esta rica madriguera de palabras.

loba dijo...

Leticia, sé bienvenida a este territorio. Donde la palabra tienta como una animal insaciable.

stella dijo...

Llego a dejarte mis saludos despues de haber disfrutado de tu breve
Un abrazo
Stella

loba dijo...

Gracias, Stella, se aceptan tus saludos y cualquier opinión que quieras trasladarme.

Un abrazo.

Himalia dijo...

Aprender, desde la matriz de la emoción.

Grandes tus poemas, Loba..

Un abrazo

loba dijo...

Himalia, das en la clave. Esa matriz, latente y cálida, debe acogernos y seguir enseñándonos.

Gracias por aterrizar por este blog. Un abrazo.