domingo, 4 de septiembre de 2011

Atrapado




Ese puño invisible que descargas
con el coraje de la ira
hace arder mis vísceras.
Aquí, atrapado en mi oscura prisión
lo hago mío.
Como todo lo que llega de tu mano.
Aunque haga daño
sé que es tuyo y me posee
irrenunciablemente.



(Foto. Jorge Molder)